Nos adherimos al #31HR

Todo esto ocurre en un escenario de pandemia nunca conocido por las generaciones que habitan el planeta en la actualidad y que está contribuyendo en la aceleración de procesos transformativos.

Existe un interés entre las naciones de la Unión Europea (UE) en crear una Carta de Derechos Digitales, para lo cual en nuestro país se ha creado este año a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial un grupo de expertos. Trabajos que se encuentran en este instante publicados por la Subdirección General para la Sociedad Digital para su consulta pública.

Se trata de un documento, en el que en el punto II, recoge el Derecho a la Protección de Datos, sometido a la reglamentación vigente el RGPD y la LOPDGDD, puesto que proclama que toda persona tiene derecho a la protección de los datos de carácter personal que le conciernan y en el siguiente punto dejar la puerta abierta a tratamientos de datos sobre la base del consentimiento de la persona afectada o en virtud de cualquier otro fundamento legítimo previsto por la ley.

No hay pocas críticas al formato y fondo de la Carta de Derechos digitales, ya que no tiene fuerza legal alguna y muchos de los derechos en ella recogidos ya están protegidos por la normativa vigente.

Esto nos hace reflexionar e ir un paso más adelante, porque creemos que los gobiernos se quedan cortos y que la protección de los datos personales debería estar prevista en esa nueva Declaración Universal de Derechos Humanos que se reclama, en su artículo 31, #31HD.

Youtube de Alcuadrado

En Alcuadrado somos conscientes de que estamos entrando en una nueva era, conocida como “era de la singularidad”. Esa singularidad viene determinada por la disrupción de las tecnologías exponenciales.

Trabajamos con Blockchain, una tecnología que aporta su propia singularidad y que desde nuestra responsabilidad como innovadores y emprendedores queremos respetar desde el diseño y por defecto, autorregulando nuestra actuación en los principios básicos que aporta esta tecnología:

  • Descentralización
  • Transparencia
  • Confianza

Nos declaramos una empresa “Libre de Cookies”, puesto que apostamos conscientemente y apoyamos el movimiento que reclama el 31º Derecho Humano.

Los Datos Personales son un derecho fundamental que en conexión con el art. 12 DDHH: “nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”; hace que nos sumemos a reclamar la protección de los datos personales en el ámbito del ciberespacio y de las tecnologías disruptivas como el derecho humano número 31.

En Alcuadrado únicamente se utilizan las Cookies de navegación “local storage” y de “session storage” para el buen funcionamiento de las aplicaciones avanzadas, para lo cual no guardamos ni tratamos ningún dato personal de internautas o navegantes en nuestra plataforma Web o cualquier otra que desarrollemos.

Todas las empresas corren ahora el riesgo de verse reemplazadas por una versión más confiable, transparente, en una nueva versión de triple impacto: social, económico y ambiental, tal y como persigue el movimiento “Empresas-B” o de triple impacto impulsado por la entidad sin fines de lucro Blab, que avala a las empresas que cumplen voluntariamente ciertos estándares de transparencia, rendición de cuentas, sostenibilidad y rendimiento, con el objetivo de crear valor para la sociedad

La transparencia es ya una cuestión de reputación y esta tendencia se volverá contra aquellas empresas que no respeten la soberanía de los ciudadanos, entendida como una identidad soberana o SSI (Self-Soverign Identity), como indica el arquitecto de Blockchain Cristopher Allen en su artículo “Camino hacia la identidad soberana”.

Por ello publicamos el siguiente documento para quien quiera seguir nuestros pasos:

Manifiesto de Adhesión #31HR

Nos declaramos una empresa “Free Cookies”, puesto que apostamos de forma consciente y nos adherimos el movimiento que reclama el 31º Derecho Humano.

Nuestra web y otras que podamos desarrollar no recopilan Cookies que no sean las funcionalmente necesarias para operar una página web.

Los Datos Personales son un derecho fundamental recogido en la mayoría de las constituciones nacionales, que en conexión con el art. 12 DDHH: “nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”; hace que nos sumemos a reclamar la protección de los datos personales en el ámbito del ciberespacio y de las tecnologías disruptivas como el derecho humano número 31:

«Todas las personas tienen derecho a la propiedad legal de sus datos personales inherentes como derecho humano universal»